No son, definitivamente, horas felices para el último presidente de la Argentina, tanto en materia judicial como en territorio público y político. Es que mientras se le suman complicaciones en Comodoro Py y otras sedes de la Justicia -al igual que a sus ex funcionarios- y cuando se conoce un polémico segundo viaje al exterior en plena pandemia, el ex juez federal Rodolfo Canicoba Corral reveló que Germán Garavano y Ricardo Lorenzetti le pidieron la renuncia en nombre de Mauricio Macri.

"El Presidente de la Corte y el Ministro Garavano me transmitieron el pedido de Macri para que presente mi renuncia", denunció Canicoba Corral en una entrevista con el programa Secreto de Sumario, en Radio 10, en referencia a una reunión en el despacho de Lorenzetti al comienzo del mandato del líder PRO.

Aclaró que "no acostumbra a ejercer la magistratura quejándome en los medios o golpeando las puertas a papá o a mamá". Según el a partir de ayer ex magistrado, se negó a esa solicitud, claramente reñida con la Constitución, y empezaron las denuncias en el Consejo de la Magistratura. "Me tuvieron cuatro años bailando con las denuncias que arrimaba un grupito de diputados que son los mismos que organizaron este sistema de espionaje", resumió, y citó que "a (Norberto) Oyarbide también (se lo pidieron) pero (él) se fue".

Canicoba aclaró que no lo amenazaron con el juicio político directamente, pero una vez que se negó apareció esa posibilidad. "No se habló en esos términos, pero los boletines oficiales de la época sí lo hacían y después aparecían las denuncias. Es un mecanismo que es tan conocido que es hasta de mal gusto, era tan evidente el aparato", relató.

 

Fuente: Política Argentina