Mientas atraviesa un juicio oral contra el empresario Lázaro Báez por la causa de "la ruta del dinero K", el financista Leonardo Fariña confesó que se reunió en junio de 2016 con el ministro de Justicia macrista Germán Garavano, tal como lo había revelado su abogada. Según su declaración, la reunión "se dio con todos los protocolos de la ley", a pesar que no fue registrada oficialmente. 

Esta declaración avala la versión que indica que sus declaraciones clave en posición de "arrepentido" en contra de Cristina Fernández fueron guionadas por el Gobierno de Cambiemos. 

La abogada presentó pruebas de la reunión ante el juez Alejo Ramos Padilla. Mails que le enviaron a Fariña entre marzo y abril de 2016, en los que figuraría el "guión" con las declaraciones usadas para involucrar a CFK.

Fariña también habría declarado que llegó a encontrarse con Garavano "por medio de un periodista". Este periodista intermediario sería Luis Majul. Garavano se encargó personalmente de desmentir esta información cuando salió a la luz, pero ahora tendrá que defenderse de las pruebas presentadas. 

En ese entonces Fariña estaba preso. Logró su libertad en 2016, luego de transformarse en "arrepentido" e involucrar a varios ex funcionarios del gobierno Kirchnerista. 

Ahora, se investiga el origen de los mails que presentó la abogada de Fariña como pruebas, y si la AFI o el gobierno de Macri fueron parte activa de esta operación. 

 

Fuente: Política Argentina