En el día de ayer se aprobó en la Cámara de Diputados la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

En la última sesión del año, la iniciativa impulsada por el Gobierno nacional logró 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

Para la aprobación, se contó con el respaldo de distintos bloques provinciales. Uno de ellos fue la bancada de Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, con cuatro legisladores. Por el Interbloque Federal también acompañaron su titular, Eduardo “Bali” Bucca, y Andrés Zottos, ambos del bloque Justicialista.

El oficialismo contó, también, con el respaldo de los seis miembros del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón; de los dos diputados de Acción Federal, y de la neuquina Alma Sapag.

Sin embargo, durante la última sesión también se vivió un insólito momento: a la hora de votar, el diputado del PRO Fernando Iglesias cometió un error y votó a favor de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

En este contexto, el presidente de la Cámara baja agradeció a los legisladores "por su trabajo en un año particular", en referencia a la pandemia y las complejidades y peleas que trajo para sesionar.

"Quiero aprovechar, desde la Presidencia de la Cámara y entendiendo que fue un año muy particular, para agradecerles por su trabajo, para desearles a ustedes y cada una de sus familias la mayor felicidad en este fin de año y para el que viene", sostuvo Massa en el instante previo a la votación de Movilidad Jubilatoria.

"Muchas gracias por el trabajo y feliz 21, que ojalá nos encuentre unidos y vacunados a todos", dijo entre risas.

 

El presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, aprovechó el momento y lanzó un gracioso comentario que incluso, fue tomado con gracia por el legislador macrista.

Dios a veces nos regala momentos especiales. A lo largo de todo el año he sufrido la conducta del diputado Fernando Iglesias, y Dios me acaba de regalar un momento único. Tiene que rectificar el sentido de su voto”, dijo el presidente de la Cámara, Sergio Massa entre las risas cómplices de Máximo Kirchner y los aplausos generalizados de todo el recinto.

Iglesias dejó su característica violencia de lado y se tomó con humor el comentario de Massa y hasta contestó a la chicana con una inesperada buena onda: “Me emocionaron tantas verdades que escuché… Tengo que rectificar: mi voto es negativo”.