La socia política de Cambiemos denunció penalmente a importantes directivos de laboratorios nacionales y abrió un nuevo "fuego amigo".

Fiel a su estilo, la denuncia de Carrió lllega en un momento delicado para Mauricio Macri y encendió las alertas tanto del Gobierno como de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa).

Si bien la causa aún no se hizo pública, la denuncia habría recaído en la jueza federal María Servini de Cubría según consigna el sitio La Política Online.

Elisa Carrio había calificado Mario Quintana como el "mejor funcionario" de Cambiemos, y la salida del gobierno del dueño de Farmacity no habría caído bien en la diputada. En ese momento, Carrio "acusó a las cámaras de "tratar de vaciar a un Presidente de sus personas más inteligentes" y adelantó: "Voy a denunciarlos por atentado al orden democrático porque fueron por Quintana"", asfirma La Política Online.

En consecuencia, "Lilita" presentó una denuncia de la que trascendió que los acusados serían algunos de los más importantes directivos de laboratorios argentinos, integrantes de Cilfa.

Según afirma La Politica Online, "Los laboratorios fueron uno de los sectores que históricamente realizó millonarios aportes de campaña a favor de Cambiemos".

De hecho, la declaración de Hugo Alconada Mon en la causa "aportante truchos", señala a Cilfa como uno de los grandes benefactores de Cambiemos para la campaña de 2015 y 2017.

 

Fuente: La Política Online