A Carlos Melconian siempre le gustó usar un lenguaje sencillo y metáforas futboleras para hablar de economía: aun se recuerda su receta de "pechuguita de pollo y puré de zapallo" para pasar la crisis cambiaria.

Pero el terreno del armado político es menos amigable y allí hay que acceder a pedidos de estrategas comunicacionales como el ecuatoriano Jaime Durán Barba, y repetir los los latiguillos preparados.

Parece que nunca le gustaron demasiado y ahora contó en detalle cómo se preparaban esos discursos alentadores de un supuesto futuro promisorio.

Para el ex titular del Banco Nación en el gobierno de Mauricio Macri, “la Argentina en lugar de guardar y acumular, ahora no tiene fondos de pensión, crédito externo, interno y terminemos de hablar quién lo hizo o por qué vino". 

Luego de alabar el gobierno de Menem donde hubo “estabilidad” y una mejora de 30 puntos en la “calidad de vida”, indica que este año “de 190 países en el mundo (en la Argentina) se han tenido los peores resultados”. Por último concluyó que "el desaguisado macroeconómico es querer inventar que se puede emitir moneda y no vas a tener inflación, que se puede poner tres policías a controlar el dólar”.

La calificación de “berretalandia” hacia la economía argentina es una demostración del menosprecio hacia la realidad nacional típica del tilingo formado con una mentalidad colonial. En un mundo donde la principal superpotencia la manejaba un personaje desbocado que llegó a decir “está helando y nevando en Nueva York, necesitamos el calentamiento global”, Melconian sigue obnubilado por las luces del centro global. 

Así califica como admirable que Guzmán haya estudiado en una universidad “americana”, borrando con un adjetivo todos los países del continente excepto los Estados Unidos, y se sorprende que haya dejado su cargo en esos ámbitos académicos para ser ministro de Economía de su país, hecho que asocia negativamente con el “quilombo de la política”.

La autodenigración nacional la sostiene a costa de fraguar absurdamente los datos para generar una imagen falsa del derrumbe de la economía de este año, que no difiere en forma sustancial de las proyecciones del FMI para Italia (-10,6 por ciento), España (-12,8), Portugal (-10,0), India (-10,3), Perú (-13,9) o Ecuador (-11,0). 

Más si se toma en cuenta que las perspectivas de nuestra economía ya eran bastante bajas dada la pesada herencia del gobierno de Macri del que Melconian formó parte. Tal vez por ello, prefiere no hablar de “quién lo hizo o por qué vino” cuando señala la ausencia de crédito externo o interno. Casualmente, la gestión de Macri generó el sobreendeudamiento que derivó en el actual cierre de los mercados financieros internos y externos. También fue economista de consulta del tercer intento presidencial de Carlos Menem. Vale recordar que en esa década del '90 la deuda se incrementó exponencialmente gestando el estallido y default que sepultaría la convertibilidad en 2001.

El berretismo de Melconian continúa en su análisis macroeconómico, donde repite que el problema es la emisión monetaria que genera inflación contra la evidencia empírica. ¿Acaso olvida que el reciente programa de emisión cero de Macri y el FMI derivó en récord inflacionario? ¿En su consultora no le informaron que el actual récord de emisión convivió con una baja en las tasas de inflación?

 

Fuente: Página12 
Video: Revolución Popular

 

ESCANDALOSO sincericidio de Melconian sobre como Macri chocheaba y pedía que mintiera