A lo largo de tres jornadas, el espía y falso abogado Marcelo D’Alessio declaró e involucró a las diputadas Elisa Carrió, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, al juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, además de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

A raíz de sus extensos testimonios, Juan Pablo Curi -el fiscal de Dolores- aceptó su pedido de convertirse en “arrepentido”. En consecuencia, el juez federal Alejo Ramos Padilla deberá resolver si convalida el acuerdo entre el fiscal y el detenido. En el acta consta que “los elementos provistos por D’Alessio constituyen prueba verificable”.

El fiscal Curi aceptó el arrepentimiento de D’Alessio en cuatro casos: la extorsión al empresario Pedro Etchebest; el armado de una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira; el espionaje ilegal al ex marido de la actual esposa de Stornelli, el piloto Jorge Christian Castañón, y el armado de una declaración con falsedades en la causa del Gas Natural Licuado.

Debido a su declaración, el fiscal Stornelli se encuentra seriamente comprometido en al menos tres de los cuatro hechos.

Por su parte, y a través de un hilo en su cuenta de Twitter, el periodista Juan Alonso reveló que D’Alessio dijo “que tiene pruebas sobre el rol del testigo estrellado Leonardo Fariña y arrojó cal sobre las diputadas del grupo Carrió”.

Al respecto, D'Alessio indicó que “se sintió “utilizado” por Carrió, Oliveto y Zuvic y detalló la maniobra de espionaje ilegal sobre el ex marido de la actual pareja de Stornelli e insistió en que dependía de los comisarios Bogoliuk y Degastaldi dentro de la AFI”.

Y subraya que “D’Alessio logró “girar” a gente acostumbrada a no sentir piedad. Encima fue a Tribunales y se hizo el 007. Quemó por completo al grupete de Angelici de la AFI. Se quiere alejar de Carrió y Bonadío. Teje su salvación en un mar de arena. Habla dentro del insomnio y vive paranoico”.

El periodista Juan Alonso -especializado en judiciales- termina consignando que “en su calesita desesperada, D’Alessio le dijo al fiscal Curi que tiene pruebas de cómo se armó la causa de gas licuado entre Bonadío y Stornelli. El juez que adora el calibre 9mm está en problemas porque Alejo Ramos Padilla reclamó ver ese expediente repleto de dibujos de Comodoro Py”.

Mientras tanto, se estima que Ramos Padilla, después de analizar los dichos del espía, convocará a las partes a una audiencia, después de la cual tomará una decisión. Todo indica que, si el magistrado acepta el acuerdo, el abogado de D’Alessio, Claudio Fogar, estará en condiciones de pedir los beneficios de la ley, tal vez una excarcelación o una prisión domiciliaria.

D’Alessio es el primer arrepentido que acepta Curi, lo que llevará a poner sobre la balanza las razones de esa aceptación. El motivo más elemental es que el contenido de lo declarado por el falso abogado es revelador, y que deja al descubierto la trama detrás de los delitos y el espionaje ilegal. Pero al mismo tiempo, no se puede dejar de lado que el cambio de gobierno jugó un papel decisivo: el fiscal sabe que próximamente habrá un nuevo Procurador y que, tarde o temprano, se evaluará su comportamiento. En los diez meses transcurridos desde el inicio de la causa, Curi jugó a favor de Comodoro Py, amparado por el Procurador Eduardo Casal.

 

Fuente: Info135.com