“Violeta, ¿tomamos un café?”. Este fue ni más ni menos que el asunto del correo electrónico que recibió una estudiante de 17 años. ¿El emisor? El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.  Se trata de un mail de campaña a través de las redes. El padre de la menor, el periodista Diego Pietrafesa, mostró su preocupación debido a que su hija no brindó dicha dirección de correo electrónico a ningún estamento público. 

“Estábamos tomando la merienda ayer cuando mi hija Violeta me dice en tono jocoso que Larreta la invitó a tomar un café, y me mostró el teléfono”, explicó Pietrafesa. El colegio (de gestión privada) al que asiste Violeta enseguida se puso en marcha para esclarecer la situación, aclarando desde el primer momento que en ninguna ocasión brindaron datos de contacto de ninguno de sus alumnos al gobierno porteño: el lunes constatarán si otros alumnos del establecimiento recibieron el mail. Si ésto se confirma, el Gobierno de la ciudad tendrá que explicar como obtuvo las direcciones.

“El correo del colegio es interno, lo usan alumnos y profesores, por eso esto es llamativo, incluso el dominio tiene el nombre de la escuela”, siguió Pietrafesa, y continuó: “Me estoy asesorando para ver qué hacer. Alguien tiene que explicar cómo es que un mail interno integra una base de datos”.

Paradójicamente, Violeta Petrafesa integra el listado de miles de jóvenes de entre 16 y 18 años que cuentan con el derecho al voto y, sin embargo, no figuran en los padrones electorales. “El Estado se preocupa en tener el mail privado de mi hija, pero no de garantizarle el derecho al voto”, cerró su padre.

 

Fuente: Página 12