El pasado 9 de agosto se conocieron las alianzas de las 4 fuerzas políticas más importantes en la provincia: “Frente Sáenz Gobernador”, “Frente Olmedo Gobernador”, “Frente de Todos” y “Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad” . Todas quieren ganar y trabajan arduamente para seguir recaudando votos para el próximo 6 de Octubre.

Lo que sucede es que la mayoría de los frentes políticos están jugando a lo grande en las PASO provinciales y, en muchos casos, las candidaturas son “dobles”.

Miguel Nanni está intentando renovar su banca en el Congreso en la lista de “Juntos por el Cambio”. Pero también le importa ganar a nivel provincial como vicegobernador de la fórmula radical que integra junto a Alfredo Olmedo.

En la interna kirchnerista también existen anomalías electorales. Sergio Leavy está  jugando demagógicamente con el voto de la gente. El “Oso” compite como gobernador de Salta, pero tiene un as bajo lo manga: es candidato a senador nacional en su mismo partido “TODOS”. 

El Frente de Izquierda no se queda atrás. Pablo López es el precandidato a gobernador de esta fuerza política y, a su vez, candidato a diputado nacional en la boleta que encabeza Nicolás del Caño como presidente de la nación.

Los ciudadanos debemos tener acceso a la información correcta de cada uno de los  representantes. Estas especulaciones siguen embarrando el escenario político y deja en evidencia una notable falta de respeto hacia el electorado. Si estas fuerzas políticas continúan actuando de esta manera, será cada vez más difícil sanar la confianza de la gente hacia los políticos.