Argentina está atravesando un golpe de mercado, tanto a nivel nacional como internacional, contra la reelección de Mauricio Macri. El presidente viene perdiendo alcance en todas las encuestas, y los inversores presionan para que la candidatura se pase a Vidal, Larreta o incluso Lavagna, con tal de que impedir que gane Cristina Kirchner.

Algunas encuestas sostienen que el presidente cayó un 10% en varios municipios del Gran Buenos Aires, y alrededor del 15 al 17 por ciento en toda la provincia. Las mismas encuestas posicionan a Vidal bastante complicada en una posible competencia con Axel Kiciloff.

La salida del libro de la ex presidenta Cristina Fernández cambió la mirada del establishment, particularmente con esta frase: “Si alguien me pidiera que definiera a Mauricio Macri en una sola palabra, la única que se me ocurre es: caos. Sí, Mauricio Macri es el caos y por eso creo firmemente que hay que volver a ordenar la Argentina.” Desde el Gobierno se pudo percibir preocupación por esta frase, que representó un golpe duro y se la mencionó como "golpista y desestabilizadora".

Por otro lado, los mercados no pueden aceptar cómo es que Macri no está dispuesto a dar un paso al costado para salvar las elecciones. Hoy, en secreto, muchos empresarios están reuniéndose con la exmandataria para escuchar sus opiniones sobre cómo solucionar la peor crisis económica que vive Argentina.

 

Fuente: Info 135