El Gobierno nacional se “olvidó” de reglamentar una herramienta que servía para frenar los despidos. Se trata de un acuerdo logrado entre sindicalistas y el Ministerio de Trabajo que salió con firma del presidente Mauricio Macri hace dos meses. Nadie lo puso en marcha y ahora está caído.

Según publica ÁMBITO, el Ministerio de Trabajo llegó a redactar un borrador para avanzar con este DNU firmado por Macri pero si bien el texto llegó a manos de gremios y cámaras empresarias la normativa nunca se puso en marcha y ahora existe el riesgo de que haya una ola de despidos.

El decreto de necesidad y urgencia fue publicado en el Boletín Oficial el 12 de noviembre y establecía que “los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa de trabajadores con contratos de trabajo por tiempo indeterminado, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación no menor a diez días previo a hacerla efectiva”.

De esta manera, el Gobierno quedaba facultado “de oficio o a petición de parte a convocar al empleador y al trabajador junto con la asistencia gremial pertinente, a fin de celebrar (durante el plazo de diez días) las audiencias que estime necesarias para considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción laboral”.

 

Fuente: Ámbito.