En el peor gobierno de su mandato, el presidente Mauricio Macri demostró su molestia con los empresarios de Wall Street. En Washington ya se habla de Alberto Fernández como el futuro presidente, incluso el CitiBank de Manhattan le envió una invitación al candidato para que exponga sus ideas en New York.

Según Marcelo Bonelli escribió para Clarín, Macri trató a los empresarios de "panqueques" y "sin códigos". Así se lo confió en la intimidad a sus amigos: “Yo sé que me van a abandonar, pero que disimulen un poco”. Y agregó: “Estos te ven en el piso y te patean”", reveló Bonelli.

Y apunta hacia Marcos Galperín, el poderoso empresario (presidente de Mercado Libre Argentina) que fue un ferviente militante macrista hasta las PASO y fue el primero en visitar a Fernández. "Macri no perdonó ese gesto y tiene varios en la nómina: Martín Cabrales y la cúpula de la UIA que dirige Miguel Acevedo. La UIA dejó trascender -apenas dos días después del comicio- su beneplácito por el triunfo de Alberto. Fernández tiene relación con Acevedo, a través de su cuñado, el ex senador Roberto Urquía. Ambos se reunieron en Córdoba", cerró.

 

Fuente: El Destape