El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fernando Rosenkrantz, tiene relaciones de negocios mineros con el presidente Mauricio Macri a través de un directivo dentro del Grupo Macri y del abogado Gabriel Bouzat, según informó el periodista Horacio Verbitsky.

La empresa Minera Geometales, una de las tantas que integran el Grupo Macri, cuenta con el contador mendocino Julio Pulisich como su apoderado, quien no solo se limita a ese papel sino que también es el eslabón perdido entre Macrì y Rosenkrantz en sus negociados.

Y es que, en este rol, Pulisich participa del directorio de la empresa Oromin Explorations, una compañía minera con sede en Vancouver, Canadá, que tiene entre sus directores a Gabriel Bouzat, el polémico socio de Ronsenkrantz.

Para graficar las consecuencias de este vínculo en las decisiones judiciales y políticas del gobierno de Cambiemos se puede aludir al acuerdo que mantiene el presidente de la empresa Oromin, Chester Idziszek, con la multinacional minera Barrick Gold.

 

Fuente: El Destape