Dos nuevos relevamientos dejan en estado de alerta máxima al entorno de Horacio Rodríguez Larreta.

¿Cuál es la razón? Ambas afirman que el actual jefe de Gobierno porteño no llegaría al 50% requerido para imponerse en primera vuelta. Es decir, tendría que enfrentar en un ballotage con el candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, y sus sueños de reelección peligran.

La encuestra presencial de Federico González y Asociados -realizada en base a 600 casos de la ciudad de Buenos Aires- refleja que la fórmula oficialista llegaría a 48,9%, mientras que Matías Lammens y Gisela Marziotta crecerían hasta alcanzar el 40,7% de los votos.

En tercer lugar queda el candidato de Conseso Federal, Matías Tombolini, con el 7,3%, y le sigue Gabriel Solano del FIT con el 3,1%. Estos porcentajes son con la proyección del 10.4% de votantes indecisos y sin contabilizar el 6.9% de votos en blanco, y hay que tener en cuenta además el margen de error, de más menos 4,1.

Por otra parte la consultora Clivajes arroja un 49.12% de intención de voto para Horacio Rodríguez Larreta, y un 37,65% para Matías Lammens. En este caso, la consultora elige no proyectar indecisos, que ascienden al 4,55%. 

“Ante la consulta a nuestros encuestados sobre la intención de voto en dicho distrito, es posible afirmar que poco más del 49% ha decidido optar por la fórmula de Juntos Por el Cambio encabezada por Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. En segundo lugar, el Frente de Todos liderado por Matías Lammens y Gisela Marziotta logra hacerse con casi el 38% de los votos, incrementando un poco más del 5% conseguido en las PASO que le permitirían acortar la distancia de 14% que mantiene con el oficialismo y forzar de esta forma una eventual segunda vuelta”, advierten desde Clivajes.

Por ahora, el escenario electoral de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sigue abierto.

 

Fuente: Info135