La Argentina pondrá la lupa sobre los inmigrantes: a partir de ahora les exigirá mayores requisitos a quienes pretendan tramitar su residencia.

Bajo el lema de establecer una "reciprocidad migratoria" entre países, se pedirá el comprobante de carencia de antecedentes penales de los últimos 10 años, certificados de salud y certificado de trabajo de sus países de origen, a la vez que un aumento de montos del trámite migratorio en algunos casos puntuales.

El ministro del Interior, Rolegio Frigerio, y el director de Migraciones, Horacio García, anunciarán esta tarde una batería de nuevas medidas de controles migratorios para reforzar el sistema de residencias de extranjeros en la Argentina.

"Se evaluará cada caso, de cada país para establecer mecanismos de reciprocidad equilibrados y ajustados al principio de igualdad legal", le anticipó un funcionario a periodistas de Infobae que adelantó parte de las medidas que hoy se anunciarán.

Es decir, que si determinado país pide como requisito para los extranjeros que tramitan residencia el certificado de salud, de antecedentes penales o de trabajo a un argentino aquí se les pedirá exactamente las mismas condiciones.

Este mismo esquema funcionará a la hora de establecer el cobro de trámite de una radicación. En algunos casos la Argentina cobra montos inferiores a los de otros países por el mismo trámite. Pero en adelante equiparará las cifras para establecer lo que en el Gobierno denominan un "principio de política de reciprocidad clara".

Fuente: Infobae.