El fiscal Carlos Stornelli, quien es parte de la persecución judicial contra Cristina Kirchner, declinó la competencia y solicitó al juez Sebastián Casanello que deje la causa de los aportantes truchos y gire el expediente a la Justicia Electoral de La Plata.

La investigación revelada por el periodista Juan amorín para El Destape recopiló más de mil casos de beneficiarios de planes sociales, monotributistas sociales, empleados públicos y otras personas que figuran como aportantes de las campañas electorales del macrismo bonaerense pese a que aseguran que no aportaron el dinero. Además la mayoría figura como afiliada a Cambiemos aunque no realizaron el trámite de afiliación.

De es forma, el oficialismo se acerca a su objetivo de torcer el rumbo de la causa por presunto lavado de dinero y falsedad ideológica para convertirla en una cuestión de irregularidades electorales.

De acuerdo con lo consignado por Perfil, Stornelli entregó su dictamen luego de que el juez electoral de La Plata, Adolfo Gabino Ziulu, le solicitara a los jueces penales que investigan el caso que se declaren incompetentes. El reclamo de Ziulu se basó en el pedido del fiscal electoral subrogante, Guillermo Ferrara, quien desembarcó en el cargo hace apenas un mes.

Casanello deberá definir si acepta el pedido de Stornelli, que ayudaría al macrismo a diluir la gravedad de un caso en el que las pruebas son claras y en gran cantidad. Además de que varios casos informados por El Destape ya fueron confirmados por la Justicia, también se comprobó que casi el 90 % de las fichas de afiliación al PRO que se estudiaron eran falsas.

 

Fuente: El Destape