Uno de los mayores éxitos de gestión que promociona María Eugenia Vidal es la caída del índice de mortalidad de 9.5 en 2017 a 8.9 en 2018, con una baja de 0.6 puntos que la mandataria señaló como "la tasa más baja registrada en la historia". A pesar de dicha promoción y del entusiasmo que recibió la misma, este dato no sería del todo cierto.

Una investigación llevada a cabo por el diario Página 12, con la colaboración de académicos y ex funcionarios de Salud que formaron parte del último gobierno de Cristina Fernández, advierte que Vidal manipuló la presentación de datos sobre mortalidad infantil para ajustarla a las necesidades políticas actuales, apremiantes si consideramos el declive en los números que enfrenta la dirigente.

En primer lugar, la noticia que se vendió como una novedad, no lo sería. Según los expertos, los números en materia de mortalidad infantil vienen bajando hace 26 años. El politólogo Andy Tow agregó que la baja en el índice es “un dato que es tendencia secular en casi todo el mundo y que en la provincia que gobierna (Vidal) se ha verificado en 26 de los últimos 29 años”.

 

Andy Tow on Twitter

 

Sobre la misma cuestión, el ex ministro de Salud Daniel Gollán explicó: “Siempre es una buena noticia que la mortalidad infantil baje, pero desde hace mucho que la mortalidad infantil todos los años tiende a la baja, salvo que haya desastres epidemiológicos".

"El tema es con qué velocidad se va reduciendo. En este sentido, la caída dada a conocer por la gobernación es mucho menor de lo que se bajó en 2015, cuando tuvimos un descenso del 0,7 en la provincia y del 0,9 a nivel nacional. 2016 fue neutro. En 2017 y 2018 hubo reducción, pero a una velocidad menor de la que veníamos teniendo en 2015", precisó.

El investigador Roberto Salvarezza, ex titular del Conicet, también dio su aporte al respecto: “Vidal manipula las cifras sobre mortalidad infantil. Si se toma el período 2005 a 2015, la disminución en la Provincia fue de 0,31 por ciento por año. Durante la gestión Macri, el descenso fue 0,33 por ciento anual. Es decir, se mantiene la misma evolución de los últimos años”, observó.

Otro dato es que a la estadística publicada le faltan datos que todavía no están establecidos, como por ejemplo, el número de los recién nacidos de la provincia de Buenos Aires que fallecieron tras ser trasladados a hospitales de la Capital Federal. En este sentido, cuestionaron duramente la información pública por Vidal y criticaron que hayan dado a conocer el registro sin haber hecho ese clearing. 

“Metodológicamente no corresponde. Nosotros siempre decimos que los números se consolidan cuando el Ministerio de Salud nacional establece de dónde son originarios los chicos que murieron en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires; recién en ese momento se puede saber la cifra final de la cantidad de fallecidos nacidos en la provincia. Normalmente, la Nación daba a conocer el número en agosto, pero ahora, no sabemos por qué, lo está haciendo en diciembre de cada año vencido”, denunció Gollán.

Vidal anunció hoy que la mortalidad infantil en la Provincia tocó un piso histórico al registrar una reducción acumulada de un punto en dos años. Hoy hizo oficialmente la presentación del informe que trascendió ayer en el que se precisa que, con una caída de 0,6 puntos, el índice pasó de 9,9 en 2016 a 8,9 en 2018, mientras que en 2017 había mostrado una baja de 0,4 puntos.

 

Fuente: Política Argentina