La corrida cambiaria que tuvo lugar en las últimas dos semanas está causando estragos en los precios de la comida. La carne ya aumentó un 15%, y el pan, también: la bolsa de harina subió de 850 pesos a alrededor de 1000, y cada vez cuesta más hacer las compras para poder comer.

La respuesta a esto por parte de un periodista del oficialista Canal 13, como mínimo, resulta irrisoria. El panelista Tomás Dente, en el programa matutino de Fabián Doman por esa señal, le recomendó a las personas pobres a las que ni siquiera les alcanza para el pan que, en vez de fideos, compren “dos latitas de lentejas, tres o cuatro huevos y tomate”, porque “gastas lo mismo”.

Doman, sin embargo, coincidió con él. “Se come peor en Argentina. Como bien dijo Tomás, hay chicos a los 10 años alimentados con salchicha, pizza, hamburguesa y chocolate. Lo que Tomi dice está bien. La dieta argentina, te lo dice Cormillot, ha empeorado en los últimos diez años”.

“En vez de comprar una cantidad determinada de fideos, ravioles, agnolottis para la familia, vos podés comprar dos latitas de lentejas, tres o cuatro huevos, los hacés duros y los mezclás con tomate, y gastas lo mismo. Hay que enseñarles a los chicos a comer. Las lentejas son riquísimas”, defendió Dente.

a periodista Sandra Borghi fue contundente: “Lo invito a Tomi a que vaya al segundo cordón de la provincia de Buenos Aires a ver si alguien hace el valor nutricional”, sostuvo.

Sacando de lado el factor “nutritivo” que defendió Dente en su argumento, es importante tener en cuenta que su menú recomendado, en verdad, no sale lo mismo que un paquete de fideos. Según los precios que maneja una importante cadena de hipermercados, mientras que el paquete de tallarines ronda los 33 pesos, media docena de huevos cuesta 28, una lata de lentejas, 20, y el kilo de tomate, 70. La suma de lo que cuesta esa ensalada da 140 pesos.

 

Fuente: El Destape