Gilad Gil Pereg volvió a presentarse ante la sala de audiencias del Poder Judicial de Mendoza. Acusado de matar a su madre y a su tía y enterrarlas en el patio de su casa en Guaymallén, la defensa pretende hacerlo pasar como inimputable para evitar la prisión común y poder ser trasladado al pabellón psiquiátrico de la cárcel de Ezeiza. Sin embargo, pruebas forenses prueban que Pereg tuvo absoluta comprensión a la hora de cometer el brutal crimen por el que se lo juzga. 

Pereg ingresó al palacio judicial maullando, en el marco de su teoría acerca de que él es una cruza entre un gato y un humano. Esposado y con ocho policías de Infantería que lo custodiaban, el israelí que se sospecha era prestamista, lleva un año detenido, desde que fue detenido en enero de 2019. Está acusado del estrangular con un lazo hasta provocar la muerte de su madre y de asesinar de tres disparos a su tía, en un aparente crimen premeditado por cuestiones de deudas económicas. 

 

Matías Torino on Twitter

Su abogado Maximiliano Legrand insistió en que Gil Pereg es un enfermo psiquiátrico, "inimputable". Fundamentó su pedido de traslado al penal psiquiátrico de Ezeiza en la Ley de Salud Mental y en que el Estado debe proteger a una persona “discapacitada”.

El acusado del doble asesinato familiar no se comportaba como un gato cuando daba entrevistas con los medios locales mostrándose preocupado por su desaparición de su madre y su tía o declaraba ante la fiscal Claudia Ríos. Atribuía la ausencia a un posible caso de inseguridad. La fiscal, quien encontró los cadáveres de las mujeres enterrados en el patio del acusado, argumentó que fue un crimen premeditado, debido a que Gil Pereg denunció días antes de las muertes, la desaparición de una pistola calibre 38 con la que después mató a su tía.

Para los psicólogos no hay dudas de que está orientado en tiempo y espacio y “comprende la criminalidad de sus actos”.

En esta última resolución, el juez Sarmiento dijo que el detenido “tiene un trastorno de personalidad, pero no está acreditado que sea un delirante”. Ordenó que Gil Pereg continúe en el penal de Mendoza hasta el juicio oral. Aún no está definida la fecha del juicio por jurados, pero será durante este 2020.

 

Fuente: Diario Registrado / Infobae