La directora de una escuela ubicada en uno de los barrios más humildes de Neuquén capital dejó un cartel en la puerta del establecimiento anunciando que, debido a la suba de los precios, se quedaron sin presupuesto y no podrá entregar el refrigerio a los estudiantes. En el mismo espacio detalló cuál es el dinero que recibe y cómo se distribuye en cada alumno.

“La semana del 10/9 al 14/9 NO se dará refrigerio ya que el dinero no alcanza”, escribió a mano la directora Isabel Pocai de la Escuela 311 del Oeste neuquino, una de las áreas de mayor conflictividad de la ciudad de cerca de 250 mil habitantes.

Arriba de la advertencia arranca con un título “Familias”. De inmediato detalla que la partida de recursos planificada para 20 días, correspondientes al mes de agosto, fue de 36.761. Es decir, 1836,05 pesos por día. Lo cual dividido en 580 estudiantes del colegioda un promedio por estudiante de 3,16 pesos. La directora agrega que quedó debiendo a los proveedores, con los que negocia de manera personal, 32 kilos de yerba y 60 kilos de azúcar por un total de 5.720 pesos.

El refrigerio a los chicos consiste en un mate o leche con pan y en ocasiones arroz con leche. Se sirve por lo general a primera hora de la mañana o por la tarde como una merienda muy frugal. Fuentes de Educación aclaran que en el sector existen comedores en los que los pibes pertenecientes a familias de bajos recursos acuden a almorzar cada día.

“El dinero no alcanza”, aseguró la docente a la radio LU5. “No nos alcanza. Me encantaría poder darles frutas, yogur, pero no se puede. Incluso les damos leche solo dos días a la semana, que son los días que no les damos pan”, agregó.

 

Fuente: