Una mujer muerta con hollín en la fosas nasales, una estrella dibujada con sal, restos quemados de un material que por el momento no fue identificado y las paredes de la habitación manchadas. Ese llamativo escenario encontró el martes un efectivo policial en una vivienda de Granadero Baigorria, en la provincia de Santa Fe. Dicha escena está bajo la lupa de los investigadores.

Se trata de una docente de 52 años identificada como Andrea Roxana Vignaduzzi. Su cuerpo estaba arriba de una cama tapado con frazadas en el dormitorio de su domicilio, ubicado en Moreno al 200, donde convivía con su ex marido, identificado como Daniel Celso F., pese a estar separados desde hace un tiempo.

La Policía fue alertada por este hombre, de nacionalidad brasileña, sobre el hallazgo del cuerpo de Vignadurri durante el mediodía del pasado martes. De acuerdo a su declaración, ella se había acostado la noche anterior cerca de las 23.30 y él recién entró a su cuarto pasadas las 11 del día siguiente, cuando le llamó la atención que todavía no se hubiera levantado.

Al arribar a la casa, los efectivos se encontraron con un llamativo escenario en la habitación, que tenía las paredes manchadas y una estrella de sal con cinco puntas a metros del cuerpo, que no tenía golpes ni lesiones de ningún tipo.

También encontraron un objeto quemado que será analizado para ser identificado.

Según indicaron fuentes policiales al diario La Capital, no descartan que la muerte de la mujer estuviera vinculada a un ritual de magia negra. 

La causa quedó a cargo de la fiscal de la Unidad de Delitos Culposos, Mariana Prunotto, quien dio intervención a la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

 

Fuente: Cronica.com.ar