Un hecho insólito ocurrió en la ciudad bonaerense de Azul, cuando los empleados de una empresa de transporte se encontraron con que dentro de una de las cajas de encomiendas había un lagarto.

Los trabajadores llamaron a la policía después de advertir que un paquete se movía y, cuando los efectivos abrieron el envoltorio, se encontraron con el reptil vivo.

 

 

El lagarto había sido comprado de manera ilegal por un joven de nacionalidad china a través de Internet y, al parecer, el reptil se había puesto inquieto después de haber viajado varios kilómetros para llegar a su destino.

Asuntos Agrarios de la Provincia tomó intervención y secuestro al animal por infracción al artículo Nº 287 del Código Rural por tenencia ilegal de fauna. El lagarto fue trasladado al parque "La Máxima" de Olavarría.

En tanto, se inició una causa contra el comprador, en la que interviene la UFI Nº 6 del departamento judicial de Azul, a cargo de la Karina Genusso.

 

 

Fuente: Minuto Uno