Barrio Estación Flores, Córdoba. Fabián Oromé era un joven folklorista de apenas 31 años que se estaba preparando en su casa para salir hacia Alta Gracia: iba a debutar en la Fiesta de las Colectividades.

 

 

En ese preciso momento, escuchó que un vecino era víctima de un hecho de inseguridad. Le estaban robando, motivo por el cual salió para defenderlo sin pensar en lo que ocurriría minutos más tarde.

Intervino en el robo y los motochoros lo asesinaron de un balazo en el pecho el domingo a las 22 horas en la esquina de Tirana y Berlín. Tanto su esposa como sus dos hijos estaba en la vereda y vieron cómo lo asesinaron.

“Hace años venía pidiendo para cantar en Alta Gracia. Y este año había tenido la suerte, estábamos felices, estábamos por ir a buscar al baterista”, detalló la esposa de Oromé en diálogo con Arriba Córdoba.

En ese sentido, añadió: “Cuando salimos lo esperé en la vereda y pasan los dos delincuentes. Escuché los gritos y no quería asomarme. Él salió corriendo y los tuvo muy cerca: le apuntaron al pecho directamente y cayó en la vereda”.

En otro pasaje de la entrevista que brindó al medio cordobés, la mujer expuso: “La Policía conoce a los motochoros y nadie les hace nada”. Al mismo tiempo, habló del impacto que tuvo el episodio en sus dos hijas.

“Están traumadas, no paran de llorar, no se podían dormir”, concluyó la viuda. Pedro Caballero es el fiscal que está a cargo de la investigación y confirmó que hay dos detenidos de 23 y 30 años. Uno ya cuenta con antecedentes.

 

Fuente: La 100 radios.