El jueves ocurrió un nuevo caso de violencia institucional por parte de la Policia de la Ciudad.

La policia porteña montó un megaoperativo en Acoyte y Rivadavia para detener a un vendedor ambulante de paltas. Vecinos que estaban presentes registraron la situación y viralizaron el repudiable accionar policial.

Los efectivos policiales destrozaron la mercadería que ofrecía el hombre e intentaron detenerlo. Fue en ese momento en que vecinos y vecinas comenzaron a gritarle a los policías  y trataron de evitar la detención del hombre.

Omar Guaraz, referente de Vendedores Libres se refirió a la situación: "Hubo una reacción generalizada de centenares de vecinos repudiando la violencia y detención contra este muchacho y que literalmente forcejearon con la policía que a medida que pasaba el tiempo fue incrementando la presencia".

El episodio duró alrededor de cuarenta minutos hasta que el vendedor ambulante fue detenido. En repudio, centenares de vecinos "cortaron Rivadavia y Acoyte. Mucha indignación".

KetuOtero on Twitter

 

Fuente: Página12