Chaco. Ramona Benítez iba camino a la comisaría para hacer decimoctava denuncia por violencia de género contra su ex. Sin embargo, antes de llegar a realizarla, la sorprendió y la degolló.

Hugo Ramón Navarro caminó los ochenta metros que faltaban para llegar a la comisaría de Presidencia de la Plaza en Chaco y confesó el femicidio que había cometido minutos antes.

Los efectivos de policía encontraron el cuerpo sin vida de Ramona tirado en la vereda: tenía un corte en el cuello de 15 centímetros. Los investigadores aseguran que no tienen registros de denuncias previas por violencia de género.

A pesar de esto, su círculo íntimo aseguró que la mujer iba camino a realizar la denuncia número 18 en contra de su ex pareja por acoso, maltratos y amenazas.

El feticidio fue detenido luego de haber confesado el femicidio. A su vez, la policía secuestró la camisa que tenía puesta (llena de sangre) y el cuchillo que tenía encima (que usó para degollar a Ramona). Familiares y amigos de la mujer hicieron su descargo en las redes sociales.

“17 denuncias de ramona. ¿Qué mierda hizo el fiscal? ¿Qué mierda hizo el juez? Vivía en presidencia de la plaza, una localidad del interior de chaco, sufría acoso, maltratos y amenazas por parte de su ex pareja, a quien había denunciado 17 veces. Cuando realizó la décimo sexta denuncia la había dejado toda golpeada, pero estaba tranquila, porque el agresor quedó detenido”, detalló un amigo de la víctima en sus redes sociales.

A eso, añadió: “A las dos semanas lo dejaron en libertad y volvió a amenazarla, acosarla y hostigarla. Ramona lo denunció nuevamente y no obtuvo respuestas por parte de las autoridades. El 11 de julio de 2020, ella se dirigía a realizar la denuncia número 18, pero no llegó, su ex pareja la degolló a una cuadra de la comisaría para luego entregarse confesando el crimen”.

 

Fuente: La 100 radios