A las 16 horas comienza la sesión que tratará  Ley de Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y se prevé que se extienda hasta la madrugada.

Si bien hasta el momento el 'poroteo' da una leve ventaja del sector “Verde” sobre el “Celeste”, el resultado se presenta incierto ya que todavía resta confirmar cual será la votación de un grupo de “indecisos”.

El escenario cambio respecto a lo que sucedió en 2018, cuando el Senado truncó la ley. La participación del Presidente de presentar y promover el proyecto ayudó a modificar el clima en la Cámara alta. Según algunos cálculos previos, el respaldo a la ley reúne 34 votos frente a 33 en contra. Aunque a los celestes se les caería un voto porque Carlos Menem permanece internado. Tampoco contarán con el voto del tucumano José Alperovich, en uso de licencia.

Entre los 34 votos verdes se cuenta el de la rionegrina Silvina García Larraburu, que en 2018 fue la única “celeste” dentro del bloque Unidad Ciudadana --que entonces conducía Cristina Kirchner- pero esta vez acompañará, como lo hizo al estampar su firma a favor del dictamen de la ley. En cambio sorprendió a los verdes que el ex gobernador rionegrino Alberto Weretilneck, pidiera una serie de modificaciones al proyecto para acompañar la ley. Desde el Frente de Todos y desde el propio Gobierno se pusieron en contacto con él para intentar acordar que alguna de sus propuestas se introduzca en la reglamentación de la ley y garantizar su voto.

Entre los cuatro senadores que no confirmaron públicamente su voto hay dos del Frente de Todos que podrían votar a favor en una señal de alineamiento con el Gobierno: el entrerriano Edgardo Kueider y el salteño Sergio “Oso” Leavy, que dejó trascender esa posibilidad. Las otras dos indefinidas son mujeres: la neuquina Lucila Crexell, que en 2018 se abstuvo y ahora evitó definir su voto, y la radical entrerriana Stella Maris Olalla, que también prefirió el silencio acerca de su postura.

Tampoco faltaron especulaciones sobre el sentido que tendrían esta vez algunos votos verdes dentro del macrismo. La senadora PRO Laura Rodríguez Machado, que dos años atrás respaldo el proyecto de la IVE, esta vez se negó a firmar el dictamen del proyecto. No pocos ven la mano de Macri detrás de esta decisión de la senadora cordobesa. Lo mismo que la postura asumida por el radical catamarqueño Oscar Castillo que en 2018 voto a favor, pero ahora guarda silencio y podría abstenerse. 

 

 

Fuente: Página12.com.ar