Pese a las críticas por la falta de regulación, se puso en marcha el sistema de búsqueda de prófugos en tiempo real mediante el monitoreo de la ciudad con cámaras de seguridad y un sistema de reconocimiento facial. 

El viceministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, presentó el nuevo método y aseguró que "se garantiza la privacidad de todos nosotros porque el sistema trabaja solo con la base de datos, que es pública, de las 40.000 personas buscadas".

Estas bases de datos son proporcionadas por el Sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc), una base pública que se actualiza a diario con pedidos de captura y personas buscadas. Para esto se firmó un convenio entre el Registro Nacional de las Personas y el Ministerio de Seguridad. 

El sistema tiene un costo de más de 2 millones de pesos y cuenta con 300 cámaras HD habilitadas para la tarea, en el espacio público y en la red de subterráneos. Según las estadísticas oficiales, el 67% de las personas buscadas podrían estar circulando por la capital y el conurbano.

Según la explicación oficial, el mecanismo busca y compara en tiempo real, pero no conserva todas las imágenes, sino sólo las que disparan un alerta por coincidencias con la base de datos. Ante una alerta, el personal policial más cercano debe interceptar a la persona para verificar su identidad, y de ser la persona buscada se procede a la detención de la misma en caso de que así lo ordene un juzgado. 

Las pruebas se realizaron en varios tipos de rostros, cubiertos, con capuchas, anteojos, gorros, cambios de peinado o barba. Según la descripción tiene una efectividad del 92%


"Nadie va a quedar detenido porque se haya confundido en ese porcentaje de error ya que siempre se hace la confirmación correspondiente. Estamos hablando de 1300 personas buscadas por homicidios, 1500 por delitos sexual, 15.000 por robos y hurtos y 2300 por narcotráfico, detalló Santilli. “El 20% son extranjeros y ahí sí somos claros, hay que hablar con la justicia para poner a esos delincuentes de patitas afuera de nuestro país", fue lo que dijo en línea con el actual discurso de campaña que plantea fuertes medidas a favor de la deportación de extranjeros.

 

Fuente: Nueva Ciudad