Un total de 58 estudiantes denunciaron que un médico psiquiatra las acosó sexualmente cuando les realizó los exámenes psicofísicos obligatorios para ingresar a la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca. El médico psiquiatra Fernando Lo Verde, actualmente con licencia médica, forma parte del equipo de Sanidad de la UNS y comenzó a ser denunciado desde el año 2013 pero recién ahora el caso salió a la luz.

De acuerdo con la información que trascendió este miércoles, la situación delicada afectó a 58 estudiantes, que debieron realizar exámenes médicos para ingresar y denunciaron al médico Lo Verde, quien estaba a cargo de los estudios psicofísicos obligatorios para los aspirantes de magisterio, porque se comportaba de manera inapropiada. En sus declaraciones, todas las víctimas coincidían en que sufrieron manoseo y preguntas desubicadas o con doble sentido. 

Una de las estudiantes recordó que Lo Verde le acariciaba la mano y le preguntaba si estaba incómoda, en tanto otra víctima comentó el especialista en salud observaba constantemente su pecho, a lo que se sumaron preguntas intimas como posiciones sexuales y demás.

El periódico La Nueva Provincia de Bahía Blanca publicó parte de los testimonios que integran el sumario contra el médico. "Me tocó la mano, cómo las tenía transpiradas me preguntó si me sentía incómoda. Ese día fui con una remera normal, en la que se veía la cadena con una cruz que tengo, e hizo un comentario como que estaba observando la cadenita", dijo una alumna, quien reconoció que "…a mis compañeras, les preguntaba la frecuencia que tenían relaciones, si eran activas o pasivas en la cama, y cosas así…"

Agustín D’Alessandro, titular de Bienestar Estudiantil de esa casa de estudios, manifestó a la radio LU2 que el acusado les "preguntaba detalles muy íntimos sobre la sexualidad de las chicas y en un caso le levantó la remera a una chica y le tocó la panza, cuando era psiquiatra y no tenía porqué". "Sus compañeros recomendaron que realizara tareas pasivas en Sanidad, yo quería mandarlo a un lugar donde no tenga contacto con el público", dijo D'Alessandro. "Estoy muy enojado, porque ellos eran compañeros en ese momento y sabían". 

 

Fuente: Perfil