Siete esquiadores imputados en agosto por hacer una fiesta en el Cerro Chapelco y violar medidas preventivas contra el coronavirus deberán realizar donaciones al sistema público de salud de Neuquén y garantizar el traslado aéreo de médicos desde la capital provincial hacia San Martín de los Andes y de dos residentes neuquinas varadas en Chile.

El caso se cerró luego de que los esquiadores imputados hicieran una presentación ante el fiscal Maximiliano Bagnat, en la cual “asumieron su responsabilidad (...) pidieron disculpas (...) y ofrecieron una reparación por el daño causado”.

En su resolución, el fiscal acudió al artículo 17 del Código Procesal Penal de Neuquén que "establece que debe buscarse la solución del conflicto (...)  a fin de contribuir a restablecer la armonía entre sus protagonistas y la paz social”.

En consecuencia, Bagnat dispuso aplicar lo que se conoce como “criterio de oportunidad por reparación del daño", previsto en el artículo 106 del Código Procesal Penal.

Reparación de daños

Los oferta de los esquiadores, consideró el fiscal, fue "razonable y proporcionada". Según detalló, incluye la organización y la cobertura de los vuelos de repatriación de dos mujeres residentes en Neuquén que están varadas en la localidad de Panguipulli, Chile.

Los esquiadores también colaborarán con la Clínica Chapelco de San Martín de los Andes en el traslado vía aérea de profesionales de la salud y de equipamiento médico desde la ciudad de Neuquén. 

Además, tendrán que hacer una donación a la cooperadora del hospital público de San Martín de los Andes para la compra de un sillón especialmente diseñado para tratamientos de larga duración (como la quimioterapia), y para la adquisición de barbijos para el personal de salud. 

Por último, brindarán asesoramiento gratuito a asociaciones civiles de San Martín de los Andes para que obtengan el reconocimiento de la dirección Provincial de Personas Jurídicas.

Los siete esquiadores se encontraban imputados por incumplir el aislamiento obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para prevenir la ola de contagios de coronavirus en el país. 

El pasado 22 de agosto, según pudo reconstruir la justicia a partir de un video que se hizo viral en las redes sociales, un grupo de personas celebró una fiesta en el Bar Bistro de la base del Cerro Chapelco, sin tapabocas ni distanciamiento social. 

"¿Se dieron cuenta que en Europa y en San Martín de los Andes ya no hay cuarentena?", bromeó entonces ante la cámara de su celular uno de los involucrados, mientras filmaba al resto cn tono cómplice. 

Por el incumplimiento de las "reglas de conducta generales y los protocolos de actividades” establecidos por los gobiernos provincial y nacional en el marco del aislamiento social obligatorio, el gobierno de Neuquén decidió multar con 200 mil pesos a los dueños del bar y quitarles la concesión del local. 

También fue sancionada con una multa de 250 mil pesos la empresa Cerro Chapelco Ski Resort, administradora del complejo de esquí.

 

 

Fuente: Página12.com.ar