El Gobierno nacional avanza con la implementación de un sistema de "reserva de pasajes" de trenes interurbanos para que se pueda viajar respetando las medidas de distanciamiento social obligatorio y evitar las aglomeraciones de usuarios en la hora pico matutina. El nuevo sistema permitirá controlar que no haya pasajeros que viajen parados en las formaciones y así, mantener el distanciamiento social. 

El presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, informó este martes que "la próxima semana comienza la reserva de asientos en la Línea del Ferrocarril Mitre" para evitar las formaciones abarrotadas de pasajeros. El funcionario indicó que fue diseñada una plataforma que permitirá hacer una reserva previa de un asiento para que se pueda viajar con turnos. 

A fin de esta semana se espera poder promocionar la plataforma para que los usuarios hagan su reserva, bajando la aplicación "Trenes Argentinos" desde Play Store o Apple Store, aunque todavía estas empresas no dieron la autorización. Se trata de la misma aplicación que informa los horarios y que ahora sumará la funcionalidad para sacar un "turno" en una determinada formación. 

La iniciativa se pondrá a prueba en la línea Mitre que cubre el trayecto Retiro-Tigre, ya que es el ramal que por estos días "tiene menor demanda" de usuarios. Marinucci informó que la idea es que el sistema funcione en horario pico entre las 6:00 y las 10:30, y el pasaje se podrá tramitar hasta 72 horas antes del viaje.

Al ser consultado sobre si la reserva garantizará tener asiento, el funcionario aclaró que sólo "se habilita la disponibilidad en la formación".

Por su parte, el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, informó que se registró un incremento del 10 por ciento en la cantidad de usuarios de trenes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en los últimos días.

Además, estimó que ese aumento lleva los valores a un "30 o 40%" del uso de este medio de transporte previo a la pandemia, y explicó que "en una situación normal, el sistema ferroviario puede ofrecer 600 mil asientos y, en un día normal, viajan dos millones de personas".

Por tal motivo, aclaró que "llegará el momento en que la gente viaje parada cuanto más se flexibilicen las actividades, ya que la demanda supera tres veces la oferta en una situación normal".

 

Fuente: El destape