En 2016, Cristian Urrizaga, mejor conocido como "Cristian U", fue protagonista de una pelea en un boliche, tras la cual un joven lo denunció por haberle provocado varias fracturas. Recientemente se conoció el fallo de la Justicia en su contra, que determina que el ex participante de la casa de Gran Hermano deberá cumplir 2 años y cuatro meses de prisión.

El mediático salió rápidamente a hacer su descargo, en el que acusa a jueces y fiscales de querer polemizar la causa por su presencia en los medios: "Mientras la sentencia no esté firme, esto es cualquier cosa. Ahora queda apelar, después casación... esto es muy simple: lo vamos a llevar hasta la Corte Suprema y puede llevar más de diez años y va a prescribir. Porque es una burrada lo que hicieron, no pueden sentenciar a alguien si no hay pruebas. Todos los testigos del supuesto damnificado declararon que no me vieron pegarle", explicó.

 

 

Según la versión de Cristian, el denunciante estaría borracho y habría molestado a su novia, por lo cual él lo apartó; mientras que la víctima declara que él iba caminando por la calle y el acusado lo atacó sin motivo aparente. Cristian también declara que las fracturas que sufrió el joven que lo denuncia ocurrieron cuando él lo empujó y el chico cayó al piso.

"Esto pasa porque soy conocido. Todos los famosos tenemos esa desgracia de que los jueces y los fiscales necesitan que las causas se hagan públicas para tomar notoriedad. Los fiscales, cuando ascienden, es porque son muy nombrados. Me están usando. El problema mío con la justicia fue que me quisieron hacer firmar un abreviado por un año y ocho meses., y yo dije que no iba a firmar por algo que no hice. Esas son herramientas de la Justicia para no laburar. Tienen tantas causas abiertas que lo prefieren arreglar con un abreviado y como les dije que no... Me están extorsionando porque quieren hacer esto mediático. Una vez que me revoquen todo esto voy a salir a denunciar al fiscal y a la jueza para demostrar que son unos extorsionadores", afirma tajante.

"El único testigo que vio el momento se llama Emiliano Gómez y declaró que yo lo agarre del cuello y lo tiré. El resto no vio nada. Además, cuando en el boliche atienden al pibe quieren llamar al SAME. pero él no quiso y se fue a la casa. Al otro día a las siete de la tarde se fue a una clínica privada. Supuestamente dice que se desmayaba de dolor y no paraba de sangrar, pero recién fue al médico al otro día. Cuando le hicieron todos los estudios le salió que tenía alcohol en sangre, ¡y habían pasado 16 horas después!", completa. 

 

Fuente: Exitoina