El hecho ocurrió cuando estaba saliendo el sol del martes: policías porteños y dos personas se enfrentaron a los tiros frente al hospital Garrahan, el reconocido hospital de niños ubicado en Parque Patricios.

Los uniformados consideraron sospechosos a dos hombres que iban en una moto por la esquina de Pichincha y Brasil, frente al hospital y es ahí cuando ven que esa moto cruza el semáforo en rojo a gran velocidad mientras ellos daban la orden de alto.

Así comenzó la persecución: los policías cruzaron a la moto, lo que hizo que los motoqueros cayeran al pavimento: uno de ellos, Gerardo César Rodríguez, de 38 años de edad, el conductor, logró huir a pie y fue perseguido.

Al cruzar Brasil, según afirmaron fuentes policiales a Infobae, Rodríguez desenfundó una pistola y apuntó: uno de los policías disparó, la bala impactó en la rodilla izquierda del hombre que buscaba escapar. Luego fue trasladado al hospital Penna, consciente y sin riesgo de vida. El arma con el que apuntó a los policías resultó ser una réplica. El otro sospechoso, que sigue sin ser identificado, logró huir.

 

Fuente: Infobae.