La ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, el ministro de Justicia, Martín Soria y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero presentaron hoy el Programa Nacional "Acercar Derechos para personas en situación de violencia de género", en el marco de los actos oficiales por el sexto aniversario de la conformación del colectivo Ni una Menos.

Tal como lo adelantó Ámbito Financiero el miércoles, el anuncio incluyó el traspaso del "Cuerpo de abogadas y abogados para víctimas de violencia de género" del ámbito del Ministerio de Justicia de la Nación al Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación.

El comunicado se inició con la palabra de Gómez Alcorta: "Apenas un día después de una fecha significativa para Argentina, vamos a dar un paso muy grande para el acceso a los derechos LGBTIQ+". Según la ministra de género, ya nadie puede mirar hacia un lado cuando se habla de violencia por motivo de género. "Sin embargo, no estamos conformes. No podernos darnos el lujo cuando arrancamos de tan atrás, y cuando todavía hay una deuda histórica tan grande con mujeres y diversidades", concluyó.

Prevención y acompañamiento son las palabras que remarcó la funcionaria al presentar los 80 equipos interdisciplinarios, que estarán integrados con tres profesionales y especialistas calificadas en derecho, psicología y trabajo social. "El cuerpo creado por la Ley 27.210, en noviembre de 2015, es una herramienta clave para garantizar el efectivo acceso a la justicia", dijo Alcorta -y continuó: "Esta Ley quedó truncada por falta de voluntad política y por recursos insuficientes de la gestión anterior. Por eso, nos proponemos revertir esta situación y alcanzar los objetivos de manera decidida y urgente".

Por su parte, el plan puesto en marcha incorpora el patrocinio jurídico gratuito integral a personas que atraviesan violencia doméstica y abuso sexual, garantizando así el derecho de acceso a la justicia. Los profesionales, de esta manera, estarán capacitados en perspectiva de género, para asegurar que, junto a un asesoramiento legal, se tomen medidas de protección. Incluso, en caso de ser necesario, se llevarán adelante causas civiles o penales.

Las víctimas que así lo necesiten, deberán ingresar a los Centros de Acceso a Justicia (CAJ) o contactarse a través de la línea 137. Desde allí se tomarán las consultas y se derivarán los casos al Cuerpo de Abogadas y Abogados para Víctimas de Violencia de Género, para que intervenga.

“Las violencias y las desigualdades que soportamos las mujeres son sistemáticas, estructurales y requieren de una transformación que no se lleva de un día para el otro”, analizó frente al plan nacional y agregó: "No vamos a detenernos hasta que el 'Ni Una Menos' se conviertan definitivamente en el símbolo de lo que nuestra sociedad no está dispuesta a tolerar. Una sociedad más inclusiva, plural, igualitaria y libre de violencias”.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, el Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género, el Consejo federal para la prevención y el abordaje de femicidios, travesticidios y transfemicidios, el Programa Acompañar, el Programa Potencia Trabajo, el Programa Producir y la convocación del pasado 8 de marzo, donde el presidente llamó a gobernadores y gobernadoras a la firma de un acuerdo federal por una Argentina unida contra las violencias, son algunos de "hitos vinculados a las políticas" durante el gobierno de Alberto Fernández.

Luego, con una mirada más crítica y de aliento político, Martín Soria y Santiago Cafiero apuntaron al gobierno de Mauricio Macri. Ambos enfatizaron en la gestión nacional que llevó el ex presidente, frente a los derechos de mujeres y disidencias.

"No quisieron hacer funcionar la ley que se implementó hace seis años. Salvo hasta agosto de 2019, antes de prender la computadora e irse. Esa es la realidad. Estas cosas hay que decirlas, porque son las cosas que no vamos a hacer", dijo Soria y siguió: "No quería hacer funcionar tampoco los ministerios, de hecho varios los terminaron cerrando".

Según su punto de vista, fue el jefe de Estado quien restituyó el Ministerio de Salud, Trabajo y Ciencia y Tecnología: "Fue una decisión nacional volver a tener ministerios, que otros había desmantelado y desfinanciado. Hasta tuvo la decisión y voluntad política de crear el Ministerio de Mujeres".

Mientras que Santiago Cafiero asintió: "Nosotros somos un gobierno peronista, y el peronismo no pone excusas. El peronismo avanza, no administra lo que encuentra. Avanza con agenda de prioridades, que es la que se funda en su llegada al gobierno".

Sin embargo, respecto a la presentación de la Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género, los políticos dijeron que "es central las acciones estatales y mostrar la coordinación y sintonía que existe en todo el gabinete nacional".

Según ellos, estas acciones concretas llevan a la asistencia temprana a las víctimas con el fin de potenciar y articular de la mejor manera las organizaciones nacionales y estatales. “El años pasado se atendieron 226 casos de victimas con patrocino gratuito, gracias a esto, en plena pandemia”, dijo el ex intendente de General Roca. Y cerró: "Tenemos que colaborar con todas las mujeres, para que ese grito de Ni Una Menos siga siendo una bandera que levantó nuestro gobierno y tiene que seguir levantando”.

Por otro lado, anoche la Casa de Gobierno fue iluminada con un color violeta en conmemoración de un nuevo año de lucha feminista contra la violencia de género, que surgió tras una multitudinaria manifestación en Plaza Congreso hace seis años.

La fecha del 3 de junio del Ni una Menos surgió en 2015, en una marcha que se realizó ese día en 80 localidades del país en reclamo de justicia por el asesinato de la joven Chiara Páez, de 14 años.

La joven desapareció en Santa Fe el 10 de mayo de ese año. Su cuerpo finalmente fue encontrado horas después en el patio de la casa de su novio Manuel Mansilla, de 16 años, quien fue condenado a 21 años y 6 meses de prisión.

Seis años después, el colectivo se extendió a otros países como Uruguay, Chile, Brasil, México, Perú y España con el fin de hacerle frente al patriarcado. Sin embargo, en el territorio nacional las víctimas de género son cada vez más. "El fenómeno de los femicidios es enorme, no lo tenemos que pensar solo como violencia física: la violencia no es sólo física, es económica, psicológica, simbólica, mediática", dijo ayer Elizabeth Gómez Alcorta. Frente a ello, el gobierno nacional decide actuar y tomar medidas para fortalecer el acceso al derecho y a la justicia.

 

 

Fuente: Ámbito.com