Horas después de que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena obligatoria para todo el país por 11 días, la Policía de Córdoba detuvo al primer hombre acusado de violarla, según confirman fuentes del Ministerio Público Fiscal de esa provincia.

Hoy por la madrugada en la esquina de Boulevard Los Andes y Celaya en el barrio San Martín de la capital provincial, un hombre de 26 años fue interceptado por un patrullero. Se le preguntó qué hacía, si se dirigía a algún lugar en especial o si sus movimientos se encuadraban dentro de las múltiples excepciones contempladas por el decreto que reglamenta la cuarentena, como compras de comida o medicamentos.

La respuesta del sospechoso, sobrio, sin estar alcoholizado, al ser encarado por policías con barbijos, fue más sintética: “No tengo que darle explicaciones a nadie”.

Así, el hombre quedó detenido. Se le aplicó la calificación de resistencia a la autoridad y el artículo 202 del Código Penal, un delito federal que establece que “será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. La acusación de resistencia a la autoridad, sin embargo, permite que el sospechoso sea investigado por el fuero provincial.

El fiscal Andrés Godoy, a cargo de la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES) que creó el MPF cordobés para investigar delitos por violar la cuarentena, lleva adelante la investigación. El sospechoso será indagado por Godoy, se espera que permanezca detenido al menos “dos días”, coinciden fuentes judiciales en la provincia. Médicos forenses chequearán la existencia de síntomas.

Godoy y la Policía de Córdoba, por otra parte, se encuentran en busca de dos turistas alemanes que arribaron el lunes a esa ciudad, ayer tenían que abordar un avión a Comodoro Rivadavia y nunca se subieron. Huyeron del hotel donde se alojaban y la Justicia les pidió orden de captura de estos dos extranjeros que no cumplieron con la cuarentena.

La provincia de Córdoba ayer contó tres nuevos casos positivos por el virus, en un total nacional de 128.

Mientras tanto, la Policía Federal supervisa a extranjeros que cumplen la cuarentena encerrados en hoteles céntricos: seis ya fueron expulsados de la provincia de Córdoba y otros en Capital Federal, con operativos de sanidad para seguirlos hasta el aeropuerto de Ezeiza.

A nivel nacional, las fuerzas de seguridad federales y provinciales jugarán un rol clave en el territorio nacional durante la cuarentena total anunciada este jueves. Sin descuidar la lucha contra el delito, el Gobierno nacional acordó con las provincias una dedicación especial al control social para que la población asuma su rol determinante y cada habitante se quede en su casa.

Habrá, en principio, dos grandes tipos de control con Gendarmería, Prefectura y Policía Federal: retenes en las rutas y vigilancia en los barrios.

 

Fuente: Infobae