Un grupo de manifestantes se concentró en la puerta de la privada Clínica Estrada, de Remedios de Escalada, para protestar por quedarse sin cobertura médica, y uno de los dueños reaccionó violentamente contra un jubilado. Uno de los presentes registró el episodio.

Un verdadero escándalo se vivió el jueves en la puerta de la Clínica Estrada de la localidad bonaerense de Remedios de Escalada, cuando en respuesta a una manifestación en reclamo por falta de atención médica, uno de los dueños, Ricardo Bianco, ahorcó a un jubilado.

En medio de la crisis que atraviesa el sistema de salud por las políticas del Gobierno, la atención en el establecimiento se vio resentida desde fines del año pasado, cuando los propietarios despidieron a más de 70 empleados por supuesto problemas financieros.

Esto se sumó a que la prepaga Medicina Privada, del mismo grupo empresario y que comparte domicilio con la clínica, dejó de brindar atención médica a sus socios, lo que derivó en una concurrida manifestación en la puerta del edificio.

En este sentido, los manifestantes reclamaron contra Estrada por incumplir con las prestaciones de la prepaga, y porque por la edad, otras prestadores de salud les piden muchísimo dinero para tomarlos, por tener “enfermedades preexistentes”.

En este contexto, un jubilado presente en la protesta increpó a Miriam Solá, una de las propietarias del centro de salud, por lo que Bianco, su socio, se abalanzó sobre el hombre y lo ahorcó a la vista de todos.

 

 

Fuente: Diario Registrado