Una investigación de la Universidad de Sunshine Coast reveló la extraña evolución que sufriría el cuerpo humano debido al uso constante de las herramientas tecnológicas.

El incesante uso de dispositivos y pantallas tendrá significativas consecuencias en los modos en las posturas del humano.

El informe universitario explica que -ya en la actualidad- se da un fenómeno llamado protuberancia occipital externa que se sitúa encima del cuello, exactamente en la base del cráneo, que sostiene el peso del cráneo al bajar la vista para mirar la pantalla del celular y que afecta en su mayoría a los jóvenes.

En esa línea, el sitio TollFreeForwarding.com realizó una representación de lo que será el cuerpo humano en el año 3000: encorvados, con un cráneo más "espeso", un cerebro más pequeño y las manos como garras.

Las alteraciones en las cervicales tendrán como consecuencia rigidez en determinadas zonas de la columna vertebral . Por otra parte, debido al uso de celulares las articulaciones de la mano sufririan el síndrome de "pulgar atascado" y también el "codo smartphone" que estaría a 90 grados.

REDES on Twitter

"Los humanos podrían desarrollar un segundo párpado para prevenir la exposición a luz excesiva, o el lente del ojo podría evolucionar para bloquear la luz azul", explicó Kasun Ratnayake, de la Universidad de Toledo.

 

 

Fuente: Diario Veloz