La muerte de una embarazada conmociona a Entre Ríos. La víctima llegó sin signos vitales al hospital Justo José de Urquiza, donde le practicaron una cesárea de emergencia y lograron salvar a la beba de 7 meses.

El hecho ocurrió el sábado al mediodía y la víctima fue identificada como Jésica Riquelme, de 26 años. Cuando los médicos la atendieron en la guardia del centro de salud local detectaron que había sufrido un fuerte golpe en la cabeza y en la nariz.

Según informa Uno de Entre Ríos, para salvar a la beba decidieron avanzar con un parto prematuro y la criatura fue derivada de urgencia al hospital Masvernat de Concordia para una mejor atención. Fuentes del servicio de Neonatología explicaron que "se están tomando todas las medidas necesarias para que salga adelante del estado crítico y reservado en el que se encuentra". 

La policía ordenó la detención de la pareja de la víctima, Jesús Sánchez, de 38 años, al tener "sospechas más que concretas" de que se está frente a un caso de femicidio. El hombre tenía una denuncia de Jésica por violencia de género y una orden de restricción de acercamiento, desde fines de 2018. Fue trasladado a la Alcaidía.

Mientras tanto, allegados al detenido afirmaron que los golpes de la mujer fueron producto de un accidente doméstico y que no se trató de un crimen.

 

Fuente: DR