Tiene un look similar a Justin Bieber: es igual en su peinado y su rostro angelical. Por su puesto, algo que explotó al máximo: se hizo famoso subiendo a Youtube covers de él y otras estrellas teen pero hoy se confirmó que tenía un costado macabro.

 

Austin Jones, un joven de Bloomingdale, Illinois, con más de 500 mil suscriptores en su canal de YouTube y decenas de millones de vistas, terminó en la cárcel por obligar a sus seguidoras menores de edad a enviarme material pornográfico.

 

 

Estuvo exiliado de todas partes durante un año y este viernes pasado se declaró culpable ante la Justicia. Jones reconoció tener conversaciones con seis adolescentes de 14 y 15 años, entre 2010 a 2017. En ellas alentaba a sus fanáticas a que le enviaran videos de contenido sexual explícitos. En uno de esos intercambios, Jones le solicitó a una de sus víctimas que "probara" que ella era su mayor fan al enviarle el material prohibido.


Fuente: Infobae.