Hoy, Buratovich, con menos de cinco mil habitantes, es el centro de un brutal crimen con la violencia machista como signo.

La Policía Bonaerense encontró el cadáver de Yésica Celina Paredes, de 21 años, oriunda de La Plata, madre de al menos dos hijos, en una casa de la calle René Favaloro, entre las calles 30 y 31, zona del barrio Primavera. Juan Martínez, su pareja, de 23 años fue aprehendido, en una causa a cargo de la UFI N°5 de la jurisdicción, según confirmaron fuentes policiales a Infobae.

 

A las 7 de la mañana de hoy, los efectivos que recorrían la zona fue alertado por un vecino que señaló la casa: aseguró que allí había un hombre con cortes en el cuello, heridas evidentemente producidas por un cuchillo. Los policías encontraron al hombre herido en la calle, pidieron de urgencia una ambulancia para que sea trasladado al hospital local. Era, efectivamente, Juan Martínez. Así, los policías comenzaron a golpear la puerta de la casa en busca de moradores. Había chicos allí, según pudieron ver desde las ventanas. Forzaron la puerta, notaron que los menores dormían, ilesos.

 

Cerca de ellos estaba su madre, muerta a puñaladas.

 

Las heridas era evidentes: se encontraron cortes principalmente en su estómago, además de otras heridas de arma blanca en su cuerpo, junto a varias manchas de sangre. Otra ambulancia fue convocada, que constató el fallecimiento.

 

Así, Martínez quedó bajo custodia policial en el hospital José Penna de Bahía Blanca. ¿Acaso intentó quitarse la vida tras matar a su pareja? Por lo pronto, fuentes del caso aseguran que existían antecedentes de violencia en la pareja.

 

El caso de Mayor Buratovich no es el único hecho aberrante cometido contra una mujer de los últimos días. El fin de semana pasado, David G., un trabajador de una fábrica de aberturas de Moreno, fue arrestado por supuestamente violar a una joven de 18 años que conoció en una app de citas. Su víctima, que sufrió lesiones en sus partes íntimas que le causaron un fuerte sangrado, sufre de una discapacidad motriz y un retraso madurativo leve que la confinaron a su cama, donde se encuentra postrada. Allí, en su cama, es donde fue atacada. David G. fue detenido por la Comisaría 3° de Morón e indagado por la fiscal Adriana Suárez Corripio. Permanece detenido.

Fuente: Misiones Online