Melina Bianco, una de las oficiales detenidas por la masacre policial de San Miguel del Monte, brindó un contundente testimonio ante la Justicia.

Si bien la polícia declaró el fin de semana sus dichos trascendieron varios días después.

Según su declaración judicial, ella estuvo en el asiento trasero del patrullero que acribilló a balazos el automóvil donde iban las víctimas.

En ese contexto, Bianco declaró que tenía miedo durante la persecución. Según sus dichos, dicha persecución había sido ordenada por sus superiores y el objetivo era detener a los niños. 

La oficial declaró que su compañero Manuel Monreal bajó del patrullero con la intención de interceptar al Fiat 147, y que al no lograrlo disparó contra el vehículo. Asimismo, el pequeño coche recibió también balazos desde una camioneta que era manejada por otros policías. Según el testimonio de Bianco, Leandro Ecipale y Rubén García -los polícias que iban en el otro vehículo- también dispararon contra el Fiat hasta que finalmente chocó contra un camión.

"En ningún momento se comunicó el motivo de la persecución", relató la policía. Y agregó: "Estaba conmocionada, desesperada por lo que veía".

Por otra parte, Melina Bianco aseguró que al llegar al lugar donde se encontró el vehículo de las víctimas se encontró con el subcomisario Franco Minucci parado junto a los cuerpos.

En esa línea, la oficial involucró al oficial José Durán y lo acusó de haber modificado el informe que brindó y que decía que se habían efectuado disparos contra el Fiat 147.

 

 

Fuente: Infonews