Nuevamente peligra la entrega de medicación a personas con VIH:  el Estado recortó gastos en Salud que producen la falta de stock de tres medicamentos antirretrovirales para el tratamiento.

Por esta causa, más de 15 mil personas se verán afectadas y no podrán acceder a los  medicamentos a fin de año.

El recorte que el gobierno efectuó en la Dirección Nacional de Sida es de 1.724 millones de pesos e impactó gravemente en las compras públicas, stocks y adquisiciones proyectadas por la cartera para mantener la provisión pública de medicamentos para VIH, como asi también en los de Tuberculosis y Hepatitis C.

Según denunció Claudio Mariani (militante de DDHH): "Desde el 20 de julio no están los medicamentos. No hay forma de poder repartir medicaciones que son necesarias para el VIH".

 "No está iniciado el expediente de compra y una compra demandaría unos 3 meses y si se hace licitación demandaría 6 meses, es decir que dentro de 6 meses no entraría medicación al país", agregó.

La reducción presupuestaria implicó que pase de 120 millones de dólares a 77 millones de dólares en el 2019. ¿Su consecuencia? Reducción en la prevención de la transmisión a través de diferentes campañas, como así también un grave retroceso en la erradicación de la transmisión a través del control del virus con la adherencia al tratamiento.

 

 

Fuente: Minuto uno