Varias denuncias pesan sobre la figura de Esmeralda Mitre por hostigar a uno de sus vecinos de edificio, padre de una nena con autismo, a quien agredió en reiteradas oportunidades y obligó a mudarse del lugar para poder obtener cierta tranquilidad.

Estos días se difundió un video en el que se la vio gritándole a un vecino, impidiéndoles el acceso al ascensor a él, a su hija de 2 años y a su perrita. “No se puede entrar con el perro por acá, es mi edificio, no quiero, no quiero. No te voy a dejar pasar con el perro por acá, no tengo ganas”, les dijo la actriz, según denunciaron.

 

 

 

Debido a la denuncia por constantes ruidos molestos -que el vecino asegura que provienen de la vivienda de Mitre- los incidentes comenzaron a agravarse con gritos, peleas, música, golpes contra la puerta de su vivienda, amenazas, expresiones de antisemitismo y un dibujo de una estrella de David en su puerta.

 

 

Incluso, se conoció que uno de los miedos de Roldán era que Mitre pudiera envenenar a su perrita porque habitualmente le tiraba cosas por la ventana: “Apuntaba con un reflector para que no podamos dormir, nos tiraba basura, restos de carne, huesos, papel y hasta llegó a tirarnos la tarjeta de débito de su ex”.

 

Fuente: El Destape