No faltaba nada de valor y los atacantes son dos personas de nacionalidad china. El triple asesinato fue brutal: les cortaron el cuello a tres personas que trabajaban con un supermercado. Todo indicaría que en la tranquila ciudad de Junín se reactivó la denominada “Mafia china”.

Los repositores de un supermercado chino encontraron muertos a sus tres jefes: estaban degollados en el interior del local, donde la Policía luego constató que no había puertas violentadas ni faltaban objetos de valor.

De acuerdo a los voceros, los fallecidos fueron identificados como Weng Chan Xiu (30), alias "Eric"; su pareja, Zuang Zhehzhu (30), alias "Lili"; y Chen Whanwe (43), quienes eran dueños del supermercado y vivían allí mismo.

La causa por el triple crimen quedó a cargo de la fiscal Vanina Lisazo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Junín, quien informó a la prensa que si bien se debe esperar los resultados de las correspondientes autopsias, "a simple vista las tres víctimas fueron degolladas" y cada una de ellas apareció "en tres recintos diferentes" del supermercado.

Los pesquisas determinaron mediante testimonios que anoche, en el horario de cierre del comercio, las víctimas estaban adentro del local con una pareja también de nacionalidad china que había llegado a la Argentina hacía poco tiempo y cuyos integrantes son ahora buscados como principales sospechosos.

"Es cierto que estamos buscando a una pareja que se fue de Junín en un remís y tenemos unos datos firmes", dijo la fiscal Lisazo.

Las fuentes identificaron a los integrantes de esta pareja como "Liun y Mein" y dijeron que en la escena del hecho se encontró al menos un arma blanca ensangrentada que los investigadores creen se utilizó en el triple homicidio.

 

Fuente: Minuto Uno.