Celeste Aldana Orozco Maturano desapareció hace una década, cuando tenía solo 14 años, y lamentablemente muchos de sus conocidos en La Paz se habían hecho a la idea de que estaba muerta. Pero vivía. Fue secuestrada y explotada sexualmente por lo que -se sospecha- era una red de trata. Hasta que en los últimos días efectivos de la Policía Federal la rescataron. Y la novedad vino con otra consecuencia, ya que la mamá y el padrastro de la joven quedaron detenidos y se investiga si fueron los "entregadores".

SE BUSCA A CELESTE ALDANA OROZCO MATURANO


La última vez que los paceños habían visto a Aldana fue el 8 de julio de 2011. Cabe destacar que su domicilio no estaba lejos del límite con San Luis, por lo que desde el inicio se barajó la posibilidad de que la muchacha hubiese salido de la provincia o la hubiesen sacado a la fuerza.


Por aquella época, algunos de sus allegados y compañeros de la escuela Marcelino Blanco se movilizaron para encontrarla, y denunciaron que la búsqueda de los investigadores había comenzado muy tarde. Las hipótesis de los pesquisas, en tanto, iban desde un supuesto novio que se la había llevado hasta la tesis de que la había capturado una red de trata.
 


 

Finalmente, esta Navidad la ubicaron. Estaba en Buenos Aires. Se cree que la mujer, que ahora tiene 24 años, era obligada a prostituirse y estaba cautiva.

 En Año Nuevo, Gendarmería allanó una casa de la Avenida San Martín (La Paz) en la que vivían la madre, Mónica Maturano, y el padrastro Alberto Orozco. Los dos están detenidos y se estudia si tuvieron que ver con la desaparición de la adolescente.

Durante mucho tiempo, Interpol y Missing Children buscaron a Aldana. Ahora la víctima se encuentra bajo tratamiento psicológico y en evaluación médica.

Fuente: Aire Digital