La propietaria del almacén, ubicado en la localidad santafecina de Pueblo Esther, decidió contar a los medios la increíble historia de Emo, un perro que entra diariamente para llevarse galletas, pan lactal, jugos y cualquier cosa que sea de su agrado.

 

"Luego viene el dueño de la mascota y paga lo que consume", contó entre risas.

 

Emo es un Boyero de Berna que aprovecha cuando su dueño le abre la puerta de la casa en y se cruza al local del frente para alimentarse.

 

Mari, la dueña del almacén, contó que Emo “se lleva pan con semillas, packs de panes de hamburguesas y jugos para comer y beber tranquilo en la esquina o en la plaza".

 

"Una vez nos pusimos a controlar con mi mamá porque nos faltaba mercadería. Revisamos las cámaras y nos dimos cuenta que se trataba del perro que entra, revisa y se va. Nos causó mucha risa", comentó.

 

Mirá el increíble video

 

Perro se roba comida y deja la deuda a su dueño

 

 

Fuente: https://www.tiemposdelsur.com/