La histórica bajante que experimentan los ríos Paraná e Iguazú en la zona de la triple frontera, dejó al descubierto una serie de cosas insólitas que se encontraban debajo del agua, la más llamativa, un esqueleto humano completo cuya identificación se desconoce. Los hallazgos se produjeron sobre todo del lado de la costa de Brasil y Paraguay.

 

 

Según los expertos, en Puerto Libertad el río suele medir 13 metros de altura y hoy la medición es imposible de tomar, según el portal Actualizate Iguazú, que citó fuentes de Prefectura Naval Argentina. Este marcado descenso de agua dejó al descubierto grandes cosas, muchas de ellas perdidas por pescadores y otras tantas abandonadas en el lugar a propósito.

 

Restos de vehículos
Restos de vehículos

 

Entre las cosas más insólitas se encontraron un Volkswagen fusca celeste, autopartes, lanchas, motos acuáticas, huesos y un esqueleto completo del cual se desconocen datos filiatorios.

 

Dicha bajante afecta de forma considerable a todas las localidades que dependen del río para abastecer a sus ciudades de agua potable, tal es así que Cancillería logro un acuerdo con el vecino país Brasil para apertura de las compuertas de las represas.


¿Por qué la bajante histórica del Río Paraná?
El río Paraná registraba hoy una altura de 16 centímetros frente a la capital de Entre Ríos, y continúa su descenso iniciado en febrero pasado, muy por debajo del nivel de aguas bajas, ubicado 2,40 metros y cerca de la altura de menor caudal, que fue de 0 metros detectados en 1970.

Además, Prefectura Naval Argentina (PNA) no puede medir la altura en las ciudades entrerrianas de Victoria y Diamante desde principios de abril, ya que el sistema de medición no permite registros menores al metro de altura.

Según el Instituto Nacional del Agua (INA) las principales causas de la bajante son la falta de lluvias, y las condiciones climáticas de los últimos meses en las cuencas que aportan al caudal del río Paraná.

Por eso, destacó que se esperan "sistema de bajas presiones aporte lluvias entre mañana martes y el miércoles".

Además, en un informe remarcó que se trata de una "bajante histórica" que no tiene "situación similar en toda la historia registrada de niveles fluviales desde 1884".

A raíz de la bajante, salieron a la luz numerosos bancos de arena, embarcaciones hundidas, anclas antiguas y los municipios debieron trabajar para mantener el servicio de agua potable en diferentes localidades de Entre Ríos.

También se mantiene sobre la superficie la manta protectora del túnel subfluvial que une las capitales de Entre Ríos y Santa Fe.

Algo de alivio: Brasil abre la represa Itaipú

La central hidroeléctrica del vecino país abrirá su vertedero, a pedido de Argentina y Paraguay, que sufren la sequía del Paraná y dificultades para exportar sus cosechas.

La represa hidroeléctrica de Itaipú, situada en el territorio brasileño, abrió hoy su vertedero para elevar el nivel del río Paraná y ayudar a Paraguay y Argentina, que sufren sequías severas, a drenar la cosecha de granos.

La medida fue tomada a raíz del consenso de las cancillerías brasileña, argentina y paraguaya, aprobada por el Consejo Administrativo. Río abajo de la represa Itaipú el cauce está prácticamente seco lo que causa problemas de navegabilidad a los países vecinos.

De esa manera se espera que el vertido inicial dure 12 días. No habrá pérdidas de producción, ya que la demanda solicitada a Itaipú sigue siendo baja.

Fuentes: El Diario y Vía Iguazú