Mientras en San Miguel del Monte cinco familias lloran a sus hijos víctimas de la Doctrina Bullrich que incentiva el gatillo fácil, Patricia Bullrich invirtió tiempo y recursos del Estado en meter preso a un jubilado que, supuestamente, habría lanzado amenazas telefónicas contra Mauricio Macri hace casi un año y medio.

La Policía Federal Argentina a cargo de la cartera de Bullrich efectuó un operativo en la localidad bonaerense de Miramar, y detuvo a uno los presuntos involucrados.

“No vamos a permitir este tipo de amedrentamientos. Quienes realicen amenazas o quienes quieran generar pánico en la gente van a tener que pagar las consecuencias de sus actos”, dijo la Ministra de Seguridad.

El hecho ocurrió en marzo de 2018 donde se habría efectuado un llamado amenazante hacia el Presidente de la Nación. A partir de entonces, se realizaron dos procedimientos en la localidad bonaerense de Miramar, que culminaron con la detención de un hombre y el secuestro de dos teléfonos celulares. Luego de la etapa indagatoria, surgió otro número celular de interés.

Efectivos de la Federal arribaron al domicilio para cumplimentar una orden de allanamiento librada por el Juzgado Federal de Mar del Plata N° 3.

Allí, los policías de la División Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas incautaron un nuevo teléfono cuya línea estaba siendo investigada y, a su vez, detuvieron a un hombre de 69 años que estaba en el lugar.

 

Fuente: Política Argentina