Valenzuela sumó una semana negra. A la solicitud pública que le hicieron esta semana para que el municipio desinfecte las zonas de ollas y meriendas, donde actualmente las condiciones son infrahumanas, se le suma ahora un nuevo escándalo. 

Según transcendió en un comunicado de la Municipalidad de Tres de Febrero, "el viernes 29 de mayo la Secretaría de Educación de Tres de Febrero entregó 22.238 módulos de alimentos en 110  escuelas del municipio. Cada grupo de alimentos contenía 6 paquetes de galletitas marca Tocoñato."

 

 

El mismo reporte empezó a circular de la EES6 y otro del Jardín de Infantes 908, ambos de Villa Raffo, por estar ese alimento no apto para consumo.

La Secretaría de Educación de Tres de Febrero retiró la mercadería y el resto de paquetes de galletitas y estos fueron enviados inmediatamente al área de Bromatología municipal para su análisis, de acuerdo al protocolo sanitario.

Recordemos que estamos en medio de una pandemia. Es decir, cualquier situación de crisis de salud en este momento, complicaría doblemente ya que llevaría a situaciones de roce y hacinamiento en guardias y hospitales.

De la situación también se informó de la situación a la empresa proveedora de la mercadería que, a su vez, hizo el reclamo correspondiente al fabricante del producto. Los paquetes en cuestión corresponden al Lote 26 con vencimiento entre el 10 y 11 de septiembre de 2020 y fueron entregados inmediatamente en 76 escuelas del municipio.

Desde la Municipalidad hablan de sanciones a la empresa proveedora, queriendo deslindarse de toda responsabilidad. También solicitan a las familias que de forma urgente descarten estas galletitas en caso de que las hayan recibido, cualquier sea el número de lote.

Mientras, la Secretaría de Salud está en alerta, a disposición de las familias en caso de que sufran alguna dolencia o afección relacionado directamente con la ingesta de estos alimentos. 

Más allá de toda jugada política que pueda hacer el Intendente, está claro que Valenzuela no está interesado en las condiciones de salud de su gente. Todo esto, en medio de una pandemia mundial. Peor momento no podía haber elegido para descuidar a la gente que lo puso en su cargo.