La historia de Joaquín Nahuel, el nene de 10 años que sueña con ser pastelero y que vende pasteles para poder costear una cirugía tras sufrir quemaduras en su cuerpo.

El pequeño se quemó el 25% de su cuerpo y necesita cuatro expansores que se insertan debajo de la piel de 500 dólares cada uno.

Por esa razón, Santi Maratea se contactó con Joaquín en las últimas horas. El famoso influencer, que es conocido por sus obras solidarias, le escribió un mensaje a través de Instagram al nene para ofrecerle su ayuda.

Maratea le consutló por la cantidad de dinero que debía juntar. Sin embargo, la respuesta de Joaquín lo sorprendió y por eso decidió compartir la conversación con sus seguidores.

“¿A vos también te critican por todo?”, le consultó Joaquín Nahuel al influencer. “Obvio, a todos nos critican. Pero no hay que hacer caso”, le aseguró Maratea.

Tweet de santumaratea

Fuente: Viapais.com.ar