Mientras dormimos es bastante habitual que soñemos, por más que en muchas ocasiones no lo recordemos. En esta fase nuestro inconsciente simula o recrea situaciones, que pueden ser emotivas, históricas o muy extrañas, y hasta terroríficas, como las pesadillas. Los sueños son un misterioso mundo que la ciencia intenta develar.

1. Pasamos más de seis años soñando a lo largo de nuestra vida
Ya desde antes de nacer tenemos sueños, estando en el útero de nuestra madre. Algunas investigaciones demostraron que soñamos durante periodos de entre 5 a 20 minutos. Si sumamos todos estos ciclos, a lo largo de nuestra vida podemos pasar unos seis años soñando.

2. La mayoría de los sueños se olvidan enseguida
Allan Hobson, un científico del sueño, reveló que hasta un 95% de los sueños se olvidan a los pocos minutos después de despertar. Esto se debe a que los cambios que se producen en el cerebro durante las horas en que soñamos no concuerdan con el modo en que procesamos la información de manera rutinaria.

3. Hombres y mujeres tienen distintos sueños
Los hombres suelen tener sueños con escenas agresivas. Por su parte, las mujeres tienden a tener sueños algo más prolongados y de una mayor complejidad en detalles, personajes y situaciones.

4. A veces soñamos en blanco y negro
Ocho de cada diez sueños son en color, pero un pequeño porcentaje de la población asegura haber soñado en blanco y negro alguna vez.

5. Los animales también sueñan
Esta hipótesis es difícil de demostrar, pero los investigadores creen que sí lo hacen. De echo se realizó un estudio a un gorila que dominaba el lenguaje de signos. En un momento en que estaba dormido, comunicó por gestos algunas escenas de lo que estaba soñando.

6. Los sueños lúcidos
Ocurren cuando, a pesar de estar durmiendo, somos conscientes de que estamos soñando. Si experimentas esta clase de sueños, podrás controlar y guiar su contenido y desarrollo. Alrededor del 50% de la población recuerda haber experimentado un sueño lúcido alguna vez en su vida.

7. Negatividad frente a positividad
La emoción más habitual según la ciencia, es la ansiedad, y en general, las emociones negativas como el miedo, la desesperanza y la tristeza.

8. Los invidentes también sueñan
Aquellas personas que se quedaron ciegas en algún momento de su vida, tienen la capacidad de reproducir imágenes y contenido visual en sus sueños. Los ciegos de nacimiento sueñan de forma distinta, pues representan los sueños mediante otros sentidos como el olfato, el oído o el tacto.

9. Existen los sueños universales
Algunos sueños son comunes a todos los humanos.  Por ejemplo, todas las personas soñamos con que nos persiguen, nos atacan o nos caemos al vacío. Otros sueños universales son las experiencias escolares, sentirse inmóvil o sentir vergüenza por estar desnudo en público.

 

Fuente: La 100 radios