Claudia Villafañe y Diego Maradona continúan el enfrentamiento que vienen teniendo hace años. Esta vez, ella demandó a su ex esposo por "violencia psicológica" y solicitó un bozal legal para que ni él ni su abogado puedan referirse a ella. 

La decisión la tomó luego del polémico saludo que le realizara el ex futbolista a su hija mayor, Dalma, por su cumpleaños el pasado martes: "Hay 50 rosas que nunca me aceptaste, pero vos para mí fuiste siempre la primera. Esto no pasa por el amor que yo sienta por vos, sino por lo que tu mamá me robó". 

La madre de Dalma y Gianinna estuvo alrededor de 4 horas en la Oficina de Violencia Doméstica, donde expresó formalmente sus inquietudes y se sometió a las pericias del equipo formado por psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales. 

 "Claudia nunca quiso denunciar a Diego, pero llega un momento en el que la gente dice 'basta' y fue lo que le pasó a ella. Se trata de una violencia sistemática, una persecución y un hostigamiento" aseguró su abogada Elba Marcovecchio. 

 

 

Fuente: Gente